Estadística: las odds y las outs

Teoria de las odds del poker y probabilidades

Probabilidades de ganar la mano

¿No te gustaría saber que probabilidades de ganar tiene tu jugada?, ¿debo seguir apostando o debo retirarme de la mano?, son preguntas que cualquier recién iniciado al juego del Poker se plantea en cada mano, que por norma se guía por su instinto, siendo el factor suerte el que determine su valor, cuando esta no es la mejor de las opciones, máxime, cuando unas sencillas reglas matemáticas, nos ayudarán a tomar una decisión más ajustada a la realidad, consiguiendo que en el largo plazo nuestro juego sea ganador.

Hablamos del cálculo de probabilidades de ganar que tiene nuestra mano al llegar al show-down mediante las “outs” y las “odds” una vez descubiertas las cartas del flop, dicho esto, pasemos a aclarar en que consisten estos conceptos.

¿Que son las outs?

Las outs (traducción literal “salidas”) se refiere a las cartas pendientes de salir con las que ligaremos nuestra mejor jugada y que quedan en el mazo o no han sido descubiertas, con las cuales estableceremos un porcentaje de posibilidades de conseguir esa “nut” que  nos permitirá que el bote acabe en nuestra lado de la mesa.

Ejemplo: 

Se reparten las cartas para todos los jugadores y comprobamos que disponemos de dos cartas del mismo palo por ejemplo A 8, esta combinación se denomina como “suited”. Como indicábamos anteriormente, el cálculo de probabilidades, lo realizaremos a partir del flop, quedando la mesa así al descubrirse este, 7♣ J 6. De entrada no conseguimos ligar ni una pareja, pero si un interesante proyecto de color. Tenemos dos opciones de ganar la mano, bien descubriéndose un as (pareja máxima) en la siguiente calle (otra pareja de ases kicker 7 o inferior, perdería contra nosotros), o bien descubriéndose cualquier carta de diamantes que nos proporcionaría el tan preciado color , en este caso al as, con lo cual obtendríamos la nut hasta ese momento. Es el momento de analizar nuestra jugada y sus posibilidades en el show-down.

Las cartas que nos sirven para ganar son ases y quedan dos por descubrirse, por lo tanto sumamos 2 outs y en virtud a nuestro proyecto de color, sobre las 13 cartas del palo que nos interesa, descontamos las que ya se han descubierto para nosotros total 4 (dos de nuestra mano + las dos del flop), obtendríamos otras 9 outs más, por lo tanto si las sumamos dispondremos en total 11 outs o cartas que nos sirven.

Existen muchas variantes que podrás observar en la tabla que adjuntamos a continuación, como pueden ser, proyecto de escalera interna (4 outs), proyecto de escalera abierta (8 outs), etc. Debes realizar el esfuerzo necesario para aprender a calcular este importante valor, que te servirá de gran ayuda para mejorar en tu juego.

Tabla de cálculo de las outs

Outs ocultos:

Son outs más difíciles de identificar pero con las que también mejoraríamos nuestra mano en caso de producirse.

Ejemplo:

Tenemos A♣ A♠ y nuestro rival 7 ♣ 8,  llegada la 4ª calle se descubre el turn y el board (mesa) queda así, K♥ T♠ 7♦ 8♣, sabemos la posibilidad de dobles de nuestro oponente, jugador suelto, le ponemos acertadamente en unas muy posibles dobles de sietes y ochos en función de su juego. Un as en el river nos da la victoria, pero además, con un rey o un T que se doble también ganaríamos la mano al obtener dobles ases-reyes o ases-dieces, mientras que el villano juega con una pareja máxima de ochos.

Descontando outs:

No todas las outs que consigamos contar nos darían la mano ganadora, hay ocasiones en las que uno o varios de esos out, le sirven al rival para completar una mano superior a la nuestra, por lo que se deben descontar disminuyendo nuestras probabilidades de ganar la mano.

Ejemplo:

Tenemos J♠ T♠ y el flop nos ofrece 5♣ K Q, un proyecto de escalera a dos puntas, por lo que contabilizamos 8 outs (4 nueves y 4 ases), sin embargo, si nuestro rival jugara con 78 estaríamos contabilizando dos outs con las que nuestro rival estaría completando su proyecto de color a la vez que nosotros nuestra escalera, como son el A y el 9 y no nos servirían más que para palmar más pasta que si lo hubiéramos previsto desde el principio y descontado de nuestras outs desde el primer momento ya que nuestras outs reales eran 6 y no ocho.

Probabilidades de ligar nuestra mejor mano:

Una vez tenemos clarificadas cuales son nuestras outs reales, nos quedaría otro paso más para conocer en datos estadísticos porcentuales la probabilidad de conseguir nuestra deseada mano. A este porcentaje se le denomina odds. La fórmula que aplicaremos para determinar el porcentaje de probabilidad es sumamente sencilla: (nº de outs) x 4 cuando lo realicemos desde el flop hasta el river (flop y turn conjuntamente) y (nº de outs) x 2  en cualquiera de las dos calles individualmente, flop o turn.

Sirva como ejemplo el proyecto de escalera abierta o a dos puntas en la que contabilizábamos 8 outs. Si queremos conocer nuestras probabilidades de éxito desde el flop hasta el river, multiplicaremos nuestras 8 outs x 4 lo que nos otorga un 32 % de probabilidades de conseguir nuestra escalera en el river. Si queremos conocer nuestras odds en el flop o en el turn individualmente, multiplicaremos nuestras 8 outs x 2, lo que nos otorgaría un 16 % de posibilidades de conseguir ligar nuestra escalera en cada calle.

Calculemos las odds:

Del mismo modo que calculamos nuestras outs y la probabilidad de conseguir ligar una mano ganadora, ahora debemos conocer el porcentaje de victoria en cada mano. Las odds nos muestran con exactitud dicho porcentaje para lo cual aplicaremos la siguiente fórmula:

(Probabilidad de perder) = 100%  – (probabilidad de ganar)

Ejemplo:

Tenemos K♠ 9♣ y al descubrir el flop nos muestra, Q 9 7♣ , lo que nos otorga una segunda pareja de mesa, creemos que nuestro rival dispone de una mano inicial del tipo QT, visto así, sabemos que contamos con 3 outs del rey + 2 nueves = 5 outs. Calculemos ahora nuestro porcentaje de victoria mediante la fórmula (Probabilidad de perder) = 100%  – (probabilidad de ganar).

La probabilidad de ganar se corresponde con un 20 % que se extrae de la multiplicación de nuestras 5 outs por 4. Por lo tanto 100 % – 20 % (prob. de ganar) = 80 % (prob. de perder), ahora si dividimos la probabilidad de perder entre la probabilidad de ganar 80/20 obtendremos una posibilidad de ganar de 4 a 1 ó lo que es lo mismo 4 : 1. Este dato nos indica a su vez que de cada cinco veces que juguemos esa misma mano ganaremos una.

A continuación os mostramos esta interesantísima tabla de outs y odds, la cual es muy importante conocer a fondo y estar familiarizado con ella hasta el punto de llegar a memorizarla si es posible. Es importante tenerla presente sobre todo en las fases de iniciación al juego.

Las odds y las outs, tabla...
Las odds del bote (pot odds):

Este dato lo obtendremos al calcular la proporción entre el tamaño del bote y la apuesta que se tiene que pagar.Por lo tanto, una vez que hemos calculado nuestras odds, debemos compararlas con las odds del bote. Cuando las odds del bote sean mayores que las odds de nuestra mano, entonces debemos pagar la apuesta/s del villano/s.

Ejemplo de pot odds con proyecto de color:

Jugamos con proyecto de color al as en el flop, lo que son 9 outs, en el bote hay 4 €, nuestro oponente apuesta 1 €, por lo tanto, 4 + 1 = 5 € total bote. Es el momento de comparar nuestras odds con las pot odds, es decir tenemos que poner 1 € para igualar la apuesta del rival y hay 5 € en el bote, nos dan unas pot odds de 5  : 1. Revisamos la tabla de arriba y comprobamos que nuestras odds con 9 outs  son de 2 : 1 en el flop, por lo que deberíamos de pagar la apuesta, puesto que las odds del bote son superiores a nuestras odd de ganar la mano.

Ejemplo de pot odds con proyecto de escalera :

Tenemos un proyecto de escalera interna en el flop (4 outs) con un bote de 15 €, nuestro oponente apuesta 5 €, por lo que el bote se pone en 20 €, debemos meter 5 € más al bote para igualar, las odds del bote son de 20 : 5, ó lo que es lo mismo si realizamos la división 4 : 1,  las odds del bote son de 4 : 1. Revisamos la tabla en el tramo 4 outs para ver nuestras odds y nos ofrece el dato de 5 : 1 por lo que no sería conveniente pagar la apuesta pues nos costaría dinero en el largo plazo, ya que las odds del bote son inferiores a nuestras odds y la probabilidad de ganar.

En definitiva, es evidente que no resulta sencillo familiarizarse de inmediato y ponerlo en práctica íntegramente, pero se trata de una cuestión que no puedes eludir si quieres que tu juego resulte rentable. Comienza por calcular las outs que es el primer paso y el más sencillo y dispón de la tabla para localizar tus odds inmediatamente, procura aprendértelo de memoria y no dependerás del factor suerte sino de expectativas ganadoras o perdedoras que te permitirán tomar las mejores decisiones en cada momento.

Si te ha gustado este artículo, escríbenos un comentario o danos un “me gusta” en nuestra página de Facebook o compártelo en tus redes sociales favoritas. Gracias por visitarnos.

Comenta el artículo si te apetece, gracias...